Parque Natural de Montseny

Parque Natural de Montseny entre Osona, Vallés Oriental y La Selva se encuentra este paraje catalán de invaluable belleza que deslumbra a los que por él se deciden para un paseo en primavera, una estancia de relax y disfrute en verano y el deslumbramiento de un estallido de colores en su vegetación de un otoño que en Montseny les dejará imágenes para siempre recordar, tan hermoso es, tan natural, tan alejado del tedio cotidiano, tan cercano a recordarnos que lo simple suele ser lo más maravilloso.

Este es uno de los 12 parques naturales que administra la Diputación de Barcelona, un destino preferido de los habitantes de Cataluña y un paraje que visitando Barcelona, por favor no te prives de ver. En el se encuentran los más representativos ecosistemas, tres ríos, bosques de pinos, alcornoques  y abetos entre muchas otras especies.  Y una fauna de excepcional variedad que habita al abrigo de sus calmos riachuelos, sus hermosos acantilados, las condiciones climáticas privilegiadas, un pedazo de paraíso en Cataluña, a donde puedes pensarte para un día de olvido total de la rutina…disfrutar el aire puro, perder la mirada en el paisaje y recordar que …Barcelona es tantas cosas bellas como el Parque natural de Montseny.

Imagen: Wikipedia

También te interesará:

Osona para disfrutar la naturaleza cerca de Barcelona

Barcelona visitar Sabadell

Osona para disfrutar la naturaleza cerca de Barcelona

Osona para disfrutar la naturaleza cerca de Barcelona, ya les hemos contado del legado monumental de Vic, cercana a Barcelona cuyo mercado es de gran influencia en la región y en donde también se celebra un mercado medieval que es de gran atractivo para quienes visitan Barcelona, pero Vic es la capital de Osona, en la Cataluña rural, tiene todas las comodidades de las grandes ciudades para que no te prives de nada en esa vacación que estás planeando pero también tiene, un entorno natural de gran belleza que te promete días de liberarse del tedio cotidiano para dejar llevar la vista por sus paisajes inolvidables.

Y ahí en Osona en Barcelona Cataluña, puedes disfrutar de todos los deportes que se dan bien en los entornos naturales: hacer senderismo por sus caminos llenos de vegetación y bajo el canto de las aves que vuelan en sus cielos intensamente azules de verano y cálidamente multicolores del otoño, si te gusta escalar ya puedes ir pensando en visitar Matagalls una cima de 1694 mts, la más elevada del lugar. Y no te prives del disfrute de nada, ya podrás practicar aeromodelismo, vuelos ultraligeros, vuelos en globo aerostático y muchas rutas naturales guiadas. Ya te verás disfrutando del puenting, paseando a caballo o en bicicleta…desconectando de la rutina de siempre para dejarte llevar por el disfrute de las cosas más sencillas pero cautivantes: la naturaleza…y mientras disfrutas de la naturaleza en Osona y sus bellos paisajes avista castillos, construcciones históricas…disfruta su gastronomía…y recuerda que aquí se hace más patente que en ningún lugar que…viajar es vivir.

También te interesará:

Barcelona una escapada a Cabrera de  Mar

Barcelona visitar Sabadell

Barcelona una escapada a Cabrera de Mar

Barcelona una escapada a Cabrera de Mar, siempre viene bien sobretodo si estás pensando pasar en la bonita ciudad Condal el próximo verano, quizá un fin de semana, la luna de miel, o una escapada con los amigos, cualquier pretexto es bueno tratándose de visitar Barcelona y desde ahí organizar una visita a la cercana población de Cabrera de Mar, distante apenas 30 kilómetros y  que se encuentra al lado de otros municipios de Barcelona de los que les hemos comentado ya como Argentona, Cabrils, Vilassar del Mar y Mataró de donde está distante apenas unos 5 minutos, lo que supone apreciar el paisaje de estas ciudades catalanas.

Se llega fácilmente en coche  por la carretera Nacional II y desde Barcelona por la C-32 salida 10, y en autobús desde Vilassar del Mar,  a donde también se llega por tren y desde ahí es fácil arribar a Cabrera del Mar. Al divisar Cabrera de Mar en Barcelona, avistarán su estratégica ubicación en un valle abierto al litoral, una encantadora estampa de la Cataluña rural que combina montañas y mar, lo que la hace un destino envidiable para visitar en pleno verano y aún en algunos de los días invernales. Tiene una playa a donde olvidar el tedio cotidiano y el ruido de las grandes ciudades, con un paseo marítimo que en verano es muy concurrido.

Y claro, como todas las ciudades catalanas tiene sus monumentos históricos que evocan su pasado, como la Iglesia de Sant Feliu que data del siglo XVI, de estilo gótico, así como las Ruinas de Castell de Buriac donde puedes admirar una torre de forma circular en lo que fuera una importante construcción del siglo XII y que conforma junto con su paisaje, uno de los emblemáticos atractivos de este paraje catalán que te espera este verano en Barcelona, una escapada a Cabrera de Mar.

Imagen: Friviere en Wikipedia

También te interesará:

Barcelona visitar Sabadell

Alella en la Costa del Maresme

Barcelona visitar Sabadell

Barcelona visitar Sabadell, distante apenas 22 kilómetros de la ciudad de Barcelona y en la Comarca de Vallés,  se encuentra Sabadell.  La ciudad según descubrimientos arqueológicos, data de 7,000 años atrás, y fue durante algún tiempo,  un enclave romano en Cataluña. Con su legado histórico y sus monumentos, Sabadell es también hoy, una ciudad del siglo XXI, con las comodidades de las modernas ciudades catalanas pero con el paisaje que deslumbra,  de una Cataluña que parece desbordarse de belleza natural, al caer la tarde mientras das un  paseo en Sabadell o cuando una mañana de verano, nos acercamos en coche a la ciudad.

Hay mucho que ver y mucho que disfrutar, sus Museos de historia y arte reúnen importantes muestras que nos enseñan sobre el desarrollo de Sabadell en Cataluña, desde sus orígenes hasta hoy. Es un bonito lugar a donde disfrutar la gastronomía catalana con el toque particular del lugar, es muchos paseos por el centro de la ciudad y admirar sus monumentos, es quizá visitarla en mayo y presenciar como tantos maravillados visitantes lo han hecho durante mucho tiempo, la celebración de el Aplec de la Salut, que data nada menos que 300 años. Hay muchos festivales de música y literarios, porque Sabadell es un lugar donde el arte es acogido con entusiasmo por sus habitantes…Anota en tu agenda, cuando vengas a Barcelona, esa visita a Sabadell.

Imagen: Xavigivax en Wikipedia

También te interesará:

Alella en la Costa del Maresme

La Garriga disfrutar el agua termal

Mura paisajes medievales en Barcelona

Parque del Montnegre i el Corredor

Parque del Montnegre i el Corredor, entre el Valle Oriental y el Maresme en la cordillera litoral catalana se encuentra este parque, un paraje protegido de Cataluña, con una extensión de 15,000 hectáreas en donde abunda la vegetación y la fauna, con dos macizos denominados del Corredor y de Montnegre que definen un paisaje que resulta variado y atractivo, su situación geográfica y la cercanía del mar definen su vegetación y su fauna así como el clima que suele ser más húmedo.

Un paseo por el Parque nos llevará entre bosques de encinares, abedules y otras especies y resultado de esa flora hay variedad de fauna de gran atractivo como el lirón, o la ardilla entre otras, así como se ven muchas aves migratorias que hacen escala en Montnegre i el Corredor.

Cuando llega la primavera o el otoño y las aves se preparan para la migración, el espectáculo de su vuelo aunado a la belleza paisajística del lugar, lo convierten en un destino encantador para los amantes de la naturaleza. Hay programas escolares y de visita para todos, para que puedan disfrutar del Parque y su entorno, que cada día es más apreciado por los amantes de las caminatas, la observación de aves y el senderismo.

También te interesará:

Alella en la Costa del Maresme

La Garriga para disfrutar el agua termal

Barcelona con la Barcelonacard

Alella en la Costa del Maresme

Alella en la Costa del Maresme, desde el centro de Barcelona, apenas 9 kilómetros se puede visitar esta localidad que forma parte del destino turístico por excelencia de Cataluña, conocido como Costa del Maresme, en una franja montañosa  del litoral y el mar, que le da un clima especial cuando el verano llega, haciéndolo más leve en este rincón catalán. Su origen se remonta a muchos siglos atrás, ya que en tiempos modernos se encontran muchos vestigios de civilizaciones antiguas que hoy en día se exhiben en el Museo de Can Magarola.

Es un encantador destino rural para visitar el mar y disfrutar de sus playas, así como de la gastronomía catalana, siendo un importante enclave turístico encontrarás en Alella todas las comodidades de las grandes ciudades en el marco de un lugar donde la naturaleza se muestra desbordante. Hay mucho que ver en Alella, sus monumentos de gran belleza y el Museo del Vino, porque el vino ha estado ligado durante toda su historia a Alella y el resto de Cataluña, por lo que también se pueden hacer visitas a las Cavas de Alella, degustar el vino del lugar y los ricos platillos que tienen ese toque netamente catalán.

Imagen: Nuria Pueyo en Wikipedia

También te interesará:

Delta del Ebro en Cataluña

Barcelona con la Barcelonacard

Mura paisajes medievales en Barcelona

La Garriga disfrutar el agua termal

La Garriga disfrutar el agua termal, cuando visites Barcelona, ten en cuenta los destinos turísticos de variado interés que puedes visitar partiendo desde la ciudad, y que no tomarán mucho tiempo en el trayecto al mismo que te permiten disfrutar del paisaje de Cataluña. Y uno de estos destinos cercanos a la ciudad de Barcelona, es La Garriga,  distante apenas unos 40 kilómetros desde el centro de la ciudad, en la comarca llamada Valles Oriental y cerca del conocido macizo de Montseny, puedes ir en coche, tren o autobús, un paseo agradable a un destino de relax.

Y La Garriga que data desde tiempo antiguos, donde emanan las aguas termales a 60°C, prometiéndote el disfrute de un gozo de la naturaleza que se convierte en salud y relax. Su tradición termal como hemos dicho data de muchos siglos atrás y en su momento la ciudad se convirtió en un destino importante para los romanos que disfrutaban del agua termal y tiempo después de la élite catalana.  Además de disfrutar de este entorno de belleza natural, el agua termal, los cielos despejados y la vegetación de La Garriga, ya podrás ver una ciudad en donde abunda la arquitectura modernista.

Y mientras estas de visita, recorres sus calles y avenidas, así como su antiguo Passeig que data de 1878, o sus monumentos como la Ermita de Santa María del Cami, que data del siglo X, Iglesia de Doma construida en 1492, puedes disfrutar también de la rica gastronomía de Cataluña, hacer un alto a las prisas y dejarte llevar por la calma, olvidarte de la rutina y retomar esas cosas que son importantes, disfrutar el momento y guardar recuerdos de esta visita a La Garriga, Cataluña, que te será inolvidable.

También te interesará:

Mura, Paisajes medievales en Barcelona

Barcelona con la Barcelonacard

Delta del Ebro en Cataluña

Delta del Ebro en Cataluña

Delta del Ebro en Cataluña, un destino que no debes dejar de visitar cuando visites Barcelona, a poca distancia puedes emprender un viaje de esos que a todos nos gustan y se hacen necesarios en algun momento, un desconectar del trajín diario y alejarnos de la rutina y aún si solo estás de vacaciones en Barcelona, nada mejor que ver otra zona de Cataluña a donde la naturaleza parece tornarse generosa a cada paso, el Delta del Ebro es un parque natural declarado como tal en 1989, que en una extensión de 7,736 hectáras te permite disfrutar de la naturaleza, la flora y la fauna de Cataluña, de una belleza excepcional en este lugar, que no olvidarás.

Puedes aprovechar para una caminata tranquila si lo tuyo es disfrutar calmadamente la naturaleza, o puedes pasear en bicicleta, hay un disfrute total de los sentidos, el arrullo de las aves surcando el cielo, las bonitas dunas y el bosque a la orilla del Ebro. Con un poco de tiempo te organizas un camping, haces una parada para disfrutar exquisiteces de la gastronomía catalana y seguir la visita hasta Sant Carles de Rapita un pueblecito como todos los del interior de Cataluña, que te gustará y te hará al terminar esta visita sentir la sensación de un día en contacto con la naturaleza, sin prisas a ningun lugar y solo disfrutando de uno de los parajes naturales más bonitos de Cataluña.

También te interesará:

Barcelona desde el Tibidabo

El Parque Guell obra maestra de Gaudí