La Montaña Barcelonesa de Tibidabo



Es una visita casi obligada para aquel que por primera vez pisa Barcelona. Llegar hasta la Montaña Barcelonesa de Tibidabo que junto con el Montjuich, es el mejor mirador de la ciudad. Aparte de ser esta montaña, la responsable del buen clima y resguardo de los vientos del norte, ya que se desprende de la Sierra Collcerola.

Los accesos a la montaña son por carretera si se va en coche, por la Rabasada, también por el funicular al cual se puede llegar por el tranvía azul. Ya estando en la Cúspide de la montaña se pueden tener 2 panorámicas, desgraciadamente la de la ciudad a menudo se ve disminuida por la bruma. Pero al lado opuesto se ve la del Vallés y los Bosques de las Planas. Ahí mismo en la cúspide se encuentra el templo expiatorio del Sagrado Corazón. Y en una explanada frente al templo hay una serie de atractivos, como merenderos, un laberinto pequeño y hasta un hotel. Cerca del funicular se encuentran el Observatorio Fabra y el Museo de Ciencias Físicas Mentora Alsina. Una buena opción es que al volver se pase por el antiguo poblado de Vallvidrera, que está al poniente de la ciudad.

Vía: Portal de Turismo en Barcelona


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado