El templo de Augusto y la Barcelona romana


La ciudad de Barcelona a nivel arquitectónico se ha hecho muy famosa por el legado de Antoni Gaudí, pero existen vestigios de tiempos anteriores, como la época de la Barcelona bajo dominio romano, y un claro ejemplo de la majestuosidad de antaño se refleja en el Templo de Augusto, que está emplazado sobre la calle Paradis, detrás de la catedral de la ciudad.

Un cartel pequeño indica que podremos acceder a ver los restos del templo de la ciudad romana que era conocida con el nombre de Colonia Julia Augusta Favencia Paterna Barcino.

El vestíbulo, que hoy funciona como sede del Centre Excursionista de Catalunya, cuenta con cuatro columnas que pertenecían a un templo del siglo I dedicado a la figura del emperador romano Octavio Augusto.

Otros especialistas sostienen que la construcción podría haber sido dedicada a la figura de Hércules, algo que se condice con la fundación de Barcelona ya que oralmente este héroe mitológico es quién bautizó la ciudad y que su nombre deriva de la novena embarcación que dejo a Hércules y sus compañeros en la base del Montjúiic.

El templo de Augusto estaba sobre el monte Táber, era el punto de mayor altura en Barcino y las cuatro columnas corintias pertenecían a la zona trasera del templo, cuyo acceso estaba en la zona de la actual plaza Sant Jaume.

Vía: factoriaurbana


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado