BarGelona, la pista de hielo en Barcelona

Diciembre en Barcelona se puede vivir de una forma totalmente distinta a lo tradicional, ya que el calor normalmente hace imposible que se relacione al mes de diciembre con el frío y el traje abrigado de Papa Noél.

Pero la Fundación Barcelona Comerç ha preparado una solución para esta situación: BarGelona, una gigantesca pista de patinaje sobre hielo que estará funcionando en el centro de Barcelona hasta el 8 de enero.

La pista funcionará en la céntrica Plaza de Catalunya y a su alrededor se dispondrán diferentes tiendas y mercadillos para las compras de las festividades, incluyendo regalos, accesorios y decoración de navidad.

A fines de noviembre se estaban ultimando los detalles para el emplazamiento de la pista de hielo, aunque la inauguración oficial se da a la misma vez que el encendido del alumbrado navideño de la Ciudad Condal.

La pista tiene un espesor de 8 centímetros de hielo y una extensión de 40 metros de ancho y 30 de largo. Será un agregado verdaderamente maravilloso para los que disfruten los deportes de nieve y el patinaje, una opción poco habitual en la navidad española pero que llega a Barcelona para alentar el consumo y el espíritu navideño aún en tiempos de crisis.

Vía: BCN

El mercado de Canovelles

Barcelona es una ciudad que aún conserva su espíritu de barrio y antiguo poblado medieval, con importantes mercados donde la gente se reúne a conversar y conseguir ofertas en frutas, verduras y elementos para la vida cotidiana.

A medida que exploramos la provincia de Barcelona vamos descubriendo algunos de sus mayores exponentes de mercados tradicionales y uno de los más reconocidos es el de Vic. También está el antiguo mercado de Canovelles que cumple 50 años y comenzó allá por 1961 con solamente tres puestos.

La historia cuenta que el primer vendedor del mercado fue Román da Silva Souto, zapatero. Su tienda estaba en lo que hoy son las calles Riera, Diagonal y Prat.

Los habitantes de la comarca del Vallès Oriental visitan asiduamente todos los domingos este mercado, cuyo promedio de visitantes alcanza los 10.000 cada vez que se realiza.

Los stands están dedicados principalmente a la ropa y los textiles, pero hay también algunos de alimentos y recuerdos, una oportunidad increíble para conocer la tradición comerciante de Barcelona y acceder a buenos precios para adquirir recuerdos y toda clase de elementos.

Junto al de Vic, el mercado de Canovelles aún conserva su estilo tradicional que recuerda a las antiguas ferias medievales donde los ciudadanos intercambiaban sus vienes para conseguir los elementos de la vida diaria.

Vía: