Las Golondrinas para ver Barcelona desde el mar

Las Golondrinas para ver Barcelona desde el mar, la vida de la hermosa y cosmopolita Barcelona está ligada al mar, a donde quiera que veas el Mediterráneo te sorprenderá con su belleza, las vistas de la ciudad desde lo alto son maravillosas y Barcelona de noche o día es sencillamente espectacular, imaginarán que vista desde el mismo mar, se alza imponente y cautivante y eso sucede cuando te decides a un paseo en Las Golondrinas y avistas a Barcelona.

Las Golondrinas, son embarcaciones en forma de barcas de pequeño tamaño y con motor, que transitan por el Puerto de Barcelona, con turistas y habitantes de la ciudad que pueden maravillarse del paisaje y aún ver el mar a través de ventanas y transparentes áreas inferiores, mientras cruzan el mar.  Se pueden embarcar en ellas desde Portal de Pau en Plaza de Colón o La Rambla, y que con el tiempo se han convertido en un emblema de la ciudad.

Datan de la Exposición Universal de 1888 cuando fueron creadas para ofrecer a los turistas que acudían a tal Exposición la oportunidad de disfrutar Barcelona, bella como lo ha sido siempre desde el mismo mar. Suelen tener dos itinerarios de viaje para satisfacer la demanda de cada quien, durante poco más de media hora en el recorrido tradicional recorren todo el puerto hasta el rompeolas en embarcaciones tradicionales y visitando muelles y todo lo que encuentres en el recorrido.

El itinerario completo es todo un lujo, ya podrás ver a través del casco transparente y el ventanal el fondo marino y dura hora y media que recorre desde el puerto hasta el litoral pasando por todo el frente maritímo de la ciudad  y llegando hasta el Fórum, sin duda toda una experiencia nueva, atractiva y de imágenes asombrosas de una ciudad que llega a enamorarte.

También te interesará:

El Puerto Olímpico en Barcelona

La Rambla para enamorarse de Barcelona

El mercado de Canovelles

Barcelona es una ciudad que aún conserva su espíritu de barrio y antiguo poblado medieval, con importantes mercados donde la gente se reúne a conversar y conseguir ofertas en frutas, verduras y elementos para la vida cotidiana.

A medida que exploramos la provincia de Barcelona vamos descubriendo algunos de sus mayores exponentes de mercados tradicionales y uno de los más reconocidos es el de Vic. También está el antiguo mercado de Canovelles que cumple 50 años y comenzó allá por 1961 con solamente tres puestos.

La historia cuenta que el primer vendedor del mercado fue Román da Silva Souto, zapatero. Su tienda estaba en lo que hoy son las calles Riera, Diagonal y Prat.

Los habitantes de la comarca del Vallès Oriental visitan asiduamente todos los domingos este mercado, cuyo promedio de visitantes alcanza los 10.000 cada vez que se realiza.

Los stands están dedicados principalmente a la ropa y los textiles, pero hay también algunos de alimentos y recuerdos, una oportunidad increíble para conocer la tradición comerciante de Barcelona y acceder a buenos precios para adquirir recuerdos y toda clase de elementos.

Junto al de Vic, el mercado de Canovelles aún conserva su estilo tradicional que recuerda a las antiguas ferias medievales donde los ciudadanos intercambiaban sus vienes para conseguir los elementos de la vida diaria.

Vía:

Barcelona vivir la noche

Barcelona vivir la noche, lo mejor de viajar es sin duda divertirse, ya podremos ocuparnos solo de ello mientras no tenemos que cumplir horarios, ir a ningún lugar para hacer nada que no sea divertirnos, y lo mejor de esos viajes y nuevas ciudades es dejarse llevar por la alegría de la noche, las fiestas, las salidas a comer, el disfrute del baile y en Barcelona vivaz y cosmopolita la noche es para vivirla, ya sea que lo tuyo sea bailar, comer, caminar, charlar con los amigos, la noche catalana se acaba hasta que tu quieras.

Y en esa Barcelona tan atractiva, hay muchos lugares en donde encontrar alegría y mucha compañía para un rato de copas, baile o simplemente pasar el rato. En El Ensache los bares en las aceras se abarrotan de turistas, a disfrutar de una noche en que el tiempo transcurre calmo y al antojo de cada quien.  Plaza del Sol y Plaza Rius i Taulet en Gracia, reciben a todo mundo dispuestos a pasar la noche y ver el amanecer, ya podrán comer, bailar, y desayunar antes de volver a casa exhaustos de disfrutar la noche catalana.

En La Barceloneta puedes disfrutar de tapas, mezclarte con todo mundo sobretodo la juventud catalana que encuentra irresistible pasar las veladas con los amigos en el antiguo muelle.  Y si luego de visitar estos lugares, que la noche alcanza para mucho, aún tienes ganas de fiesta sin duda alguna debes ir al cruce de calles de Santaló y Mariano Cubi, tantos bares y restaurantes, mucha música, buena vibra y una noche inolvidable en una de esas ciudades en que no hay horas para divertirse, porque siempre puedes hacerlo.

También te interesará:

Palau de la musica Catalana

Tour al Club Barcelona FC

Acuario de Barcelona

Acuario de Barcelona, es toda una experiencia digna de una ciudad cosmopolita como es Barcelona, el  Acuario se constituye en el centro marino más importante del mundo en temática mediterránea, un destino de ocio que agrada a todos y que cada día suma más visitantes, en él hay de todo para disfrutar, 11,000 ejemplares de 450 especies diferentes, 35 acuarios, un túnel submarino y lo que lo hace aún más importante entre los centros de esta clase, es el Oceanario sin paralelo alguno en Europa,  toda una aventura de un Acuario que reune en si las exigencias de ocio, aprendizaje y entretenimiento.

La tarea de conformar esta maravilla de Acuario de Barcelona, no ha sido fácil pero hoy en día es uno de los grandes atractivos de la ciudad, con recreación del entorno mediterráneo y de cada ambiente que se presenta en el mismo también se han creado bellas recreaciones de los mares trópicales, todo un lujo de lugar a donde disfrutar una estancia de diversión, mientras al mismo tiempo aprendes cosas nuevas e interesantes.

Continúa leyendo Acuario de Barcelona

La Rambla, para enamorarse de Barcelona

La Rambla, para  enamorarse de Barcelona, visitar las ciudades españolas es toda una experiencia,  pero como en todas las cosas hay lugares que se convierten en aún más enigmáticos que otros, eso no le resta belleza a ninguno, pero es cierto que algunos nos dejarán tan cálida impresión que siempre los recordaremos a su sola mención, eso sucede con La Rambla, el emblemático paseo de Barcelona, es un recorrido que haces con calma, aunque la peatonal está llena siempre de gente, el bullicio de los kioskos y el colorido de las flores de ese camino que va de la Plaza Cataluña al antiguo Puerto es una entrañable visita en la ciudad Condal.

La Rambla que popularmente se conoce como “Las Ramblas” debido a que desde la Plaza Cataluña hasta el Puerto va tomando en cada tramo nombres diferentes: Rambla de Canaletes, Rambla dels Estudis, Rambla de Sant Josep, Rambla dels Caputxins, Rambla de Santa Mònica.  Y si el fin del paseo será una experiencia igualmente atractiva, el paseo ya lo es con todos los kioskos, la gente entre los oriundos del lugar y los miles que visitan a diario la ciudad, el disfrute de monumentos y edificios que veremos mientras paseamos por ella, El Palacio de la Virreina, El Liceu, La Boquería y quizá hasta hagamos una parada en la calle lateral que va a la Plaza Real, a donde probar en los muchos restaurantes platillos catalanes y disfrutar de un rato de charla sin prisa a ningún lugar, porque la Plaza Central tiene ese aspecto que nos hace pensar que,  el tiempo no cuenta cuando disfrutamos como se disfruta visitar Barcelona.

Continúa leyendo La Rambla, para enamorarse de Barcelona