Castell y la arqueología en Barcelona


La península de Castell en el municipio de Palamós, es una de las zonas arqueológicas que han sido investigadas por los profesionales del Museo de Arqueología de Catalunya, en Barcelona.

En el siglo VI antes de Cristo los habitantes de la región decidieron construir un poblado aprovechando la posición estratégica de la península que les permitía defenderse de los ataques enemigos y planear ataques en las zonas continentales.

Los indiketes eran los habitantes originales de Castell y entre sus actividades destacaba el comercio con las ciudades griegas, como Emporion. Es durante la época del siglo VI que los habitantes empiezan el primer fortalecimiento de Castell.

La zona más alta del pueblo sirve entonces como puesto de vigilancia a la vez que poblado construido con técnicas de ingeniería y arquitectura que incluían las terrazas para ganar el terreno por sobre las pendientes y recién ahí levantar muros y casas.

La gran cisterna de Castell podría ser uno de los restos de la construcción del templo que servía como núcleo de agrupamiento para los ciudadanos.

En el año 218, la llegada de los romanos modifica de forma muy notoria el desarrollo de las ciudades y pueblos de la zona, pero Castell logra conservar su identidad y sufrió una reforma urbanística y defensiva ampliando el poblado hacia el norte.

Vía: MAC

Recién en el siglo I después de Cristo, tras la Pax Romana, la importancia estratégica de Castell empezó a decaer y el pueblo fue olvidado.


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado