Calaf, recorrido por el interior de Barcelona (1)


Seguimos con los recorridos por los municipios del interior y alrededores de Barcelona, hoy vamos hasta Calaf, en Alta Segarra, una localidad que se extiende apenas por 9 kilómetros cuadrados y se emplazó a 700 metros sobre el nivel del mar, caracterizando una zona de veranos muy calurosos e inviernos en extremo fríos, responsable a la vez de hermosos paisajes de la comarca.

Al estar en medio de la Anoia, Calaf ha sido siempre un punto estratégico para el dominió de la zona. Da cuenta de ello el castillo ruinoso que data del siglo XI y descansa en la parte más alta, desde donde se controlaba el núcleo urbano.

De esta forma podían vigilar las rutas que usaban los romanos para transportar toda clase de bienes y tropas. Otra ruina que forma parte del complejo histórico y los monumentos de Calaf es el convento franciscano de las Llagues de Sant Francesc. Enfrentado a la estación de trenes, donde estaba el antiguo Priorirato de Sant Jaume, el convento fue construido en 1729 y hoy solo se conservan los muros exteriores y la puerta barroca.

Para aumentar el turismo en la zona están llevándose a cabo diferentes planes de restauración, tanto del convento como del castillo. Pero Calaf también invita al viajero a recorrer otros monumentos, como la iglesia de Sant Jaume, y el pueblo en sí, con sus casas tradicionales y los estupendos paisajes desde la altura.

Vía: calaf


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado