Barcelona y su gente



Esta ciudad que se levanta frente al mar, en una amplia planicie. Se extiende desde las colinas de Collcerola, que son las que protegen la ciudad de los vientos de norte y le brindan un clima templado, hasta que poco a poco, bajan suavemente en una leve pendiente llegar al mar. Con una larga historia y en ocasiones confusa como todas las historias de los pueblos antiguos. Pero también con una riqueza que se ve reflejada en todos los actos, y costumbres, en todos los edificios monumentos, que rodean esta hermosa ciudad.

La gente de Barcelona es fácil de trato, es amable, aunque sea reservada y muy celosa de sus costumbres y su lengua. Es una de las ciudades europeas de mayor interés turístico, incluso puede ser puerta o puente de paso hacia otras regiones. Su cultura demuestra mucha influencia, tanto en las artes plásticas como en la música, de países como Italia y Francia. Se puede decir que es una capital cultural en España. Esta ciudad catalana, fue cambiando su sentimiento de ideales radicales, se fue suavizando y tornándose más abierta, poco a poco a mediados del siglo pasado, a raíz de las migraciones del interior. Convirtiéndose con el paso del tiempo en un crisol multicultural, donde nadie se siente extranjero en Barcelona.

Vía: Portal de Turismo de Barcelona


Deja un comentario


(*) Requerido, Tu email no será publicado